miércoles, septiembre 10, 2008

Revisión del pasado 5

Mayo 8
Al borde del coma diabético
Acabo de ser testigo de la historia de amor más romántica del mundo, la cual tuvo lugar en Lima - la ciudad menos romántica del planeta- y le sucedió a Pili - quien tiene, por lo general, la peor de las suertes en el rompecabezas del amor. Me alegré muchísimo, obviamente, pero a la vez sentí que la glucosa se elevó peligrosamente a mi cerebro y que alguien me había sumergido en una colosal piscina de miel. Y cuando yo como algo muy dulce, I CHOKE. (* Amantes del castellano, hubiera utilizado la palabra "ahogar" pero "choke" es demasiado fabulosa como para no utilizarla). (** Lo de ahogarme con el dulce no es exageración. Es un defecto heredado por parte de padre. Más de una vez he montado un espectáculo dramático en plena calle producto de un deliciosísimo toffee de La Ibérica ).
Me pregunto. ¿Me habré vuelto intolerante al azúcar? ¿Alérgica a la miel? ¿O simplemente más cínica? Antes mis respuestas ante tales historias eran "Ohhhh, uhhhhh, aaahhhh, cuéntame las partes románticas", ahora son más del tipo "Zooorrrt, ughhhhh, naarrrf, cuéntame las partes pornográficas".
¿Es que la forzada dieta antiazúcar me ha convertido en esto, una persona emocionalmente diabética? ¿Intolerante a la miel porque ya tengo demasiada de ella? Sé que bien en el fondo me encanta meter el dedo en el romance y chuparlo con ganas, pero últimamente estoy a régimen de amor (sin saber si es por opción propia o como salvavidas, aún no lo sé). Tal vez necesito un poco de insulina para estabilizar mi glucosa. Tal vez necesito escuchar menos Jorge Drexler y Elton John (circa 1976). Tal vez debo dejar de jugar mi papel y repensar tanto las cosas. O tal vez debo simplemente sucumbir ante la tentación del dulce y caer en un formidable coma diabético.
Tal vez no muera.

(*) Descubrimiento asombroso del día: Hoy me regalaron una cucharita para el café que al entrar en contacto con el agua se ilumina. Nunca he tomado café tan rápido en mi vida. Me estresó la bendita cucharita.
(*) Kilos perdidos: 2.4. No al azúcar.

16 comentarios:

Enrike dijo...

mmmmm toffees de la ibérica. :D

Boomerangcita dijo...

Que bacán tu cucharita, pon una foto, se hará famosa, te lo aseguro =)




pd. si no es así, por lo menos la vi...

El Rojo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Rojo dijo...

Tu header es estresante. Pon a la bebé! Pon a la bebé!

Mariella dijo...

y quien te ha dicho que mi blog es para relajarse?

Laura Zaferson dijo...

se prende como "glow in dark" o se prende como un foquito?

Mariella dijo...

como un foquito rojo. es indescriptible.

El Chepis dijo...

Toma chocolate y paga lo que debes!!!

peregrino dijo...

Oe y cual es la historia de amor tan dulce que empalaga?

Nos leemos.

Jano dijo...

Comi dulce y estoy hiperactivo.

Pili Chuez dijo...

uff! por un momento pensé que pondrías los comments de ese post!

mal mal mal
no me hagas esto
que en esos tiempos estaba bañada en miel y ciega de la diabetes.

Mu.- dijo...

hay mucha clave en este post, o es que esoty desconcentrada?

dmoOn dijo...

Que penita, siendo tan ricos los toffees si lo ves por el lado bueno, si reduces su consumo mejor para tu salud y mejor para el peso (aunque no se si lo necesitas o no)

suerte de todas mangas!

LOBO INQUISIDOR dijo...

Disfruta chocolates amargos o bitter.. van bien con casi todo.. y mas si ese algo es calientito! Y es bueno para tu corazon, el real y el del otro.

GINNA dijo...

BUEN POST.

Serendipity dijo...

AME AME AME este post, y por un momento vi a Miranda sentada a mi lado y a Charlotte con un ojo morado....hay amiga, yo creo que es la edad, la situación economica del país y los problemas del medio ambiente. Estamos cagadas.