lunes, julio 17, 2006

Lo mismo, pero diferente

Es extraño como las mismas cosas pueden adquirir diferentes significados con el tiempo y según las circunstancias. Como la Isabel de Casona, para la cual la palabra "Querida" significaba algo totalmente diferente cuando venía de la boca de Mauricio que cuando venía de la boca de su madre. Es raro, y bonito a la vez.
El viejo local siempre ha tenido múltiples significados para mí. Durante una época fue el lugar donde pasaba mis martes adolescentes y de verano, respirando humo en grandes cantidades y escuchando covers de soda stereo tocados por un grupo con nombre de enfermedad. En otro momento se convirtió en un lugar lejano, prohibido, practicamente sin recuerdos pues mi mente logró bloquearlo de mi inmediatez. Este verano lo redescubrí nuevamente solo para exclamar "¿cómo pude parar aquí? ¡hace calor y la chela está caliente!" pero con el pasar de las semanas se fue convirtiendo en la barra más cómoda del mundo donde tomaba Pilsen heladita y tenía conversaciones eternas tras las cuales solían botarnos porque, joracas, ya estaba amaneciendo.
Como una especie de "Cheers" (where everybody knows your name) el viejo local se convirtió en el sitio donde escuchábamos lo que queríamos, cantábamos lo que queríamos y hacíamos lo que queríamos, incluyendo este fin de semana, donde hicimos y deshicimos apresuradamente lo que nos dio la gana, casi sin vernos y con una desprevenida complicidad. Buenísimo.
Me pregunto que más significados le daré al viejo local, con su gran puerta de madera y fachada azul.

2 comentarios:

Kid dijo...

Tu post me ha hecho pensar tanto... pero tanto... que he tratado de escribir esto que pongo aqui varias veces jajaja... genial... sólo puedo decir... sigamos buscándole significados!!!

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.