lunes, abril 17, 2006

(Paréntesis)


Me he dado cuenta de lo mucho que uso los paréntesis.
Este es, definitivamente, el blog de una persona a la que le gusta pensar en los paréntesis de la vida. Le gusta esa explicación adicional, ese "y" y ese "pero" que hacen de las cosas cotidianas algo más simpáticas.
¿Qué es, al fin y al cabo, un paréntesis?
  • Cuando hacemos alguna aclaración o comentario adicional a lo que ya se está diciendo. Está bien. Me gusta dejar las cosas claras. No me gusta dejar escapar los detalles. Es más, me gustan muchas veces más los detalles que la totalidad misma.
  • Cuando añadimos algún dato concreto. Nuevamente, cosas específicas que aportan a la historia. Detalles que hacen más rico lo que se cuenta. Necesitamos esas especificaciones en la vida, sino andaríamos un poco perdidos.
  • Cuando traducimos algo. Me gusta traducir. Muchas veces del castellano al castellano mismo necesitamos una traducción. Muchas veces nuestras cabezas mismas necesitan traducción.
  • Cuando nos damos un descanso. Y que cosa más maravillosa hay que un descanso...

Me gustan los paréntesis. Me gusta como agrupan dentro de su forma, forma que parece un par de manos que no quiere dejar libre a su contenido. Me gusta que sean ese momento en que el tiempo se detiene, deja de correr, pero aun así sigues viviendo y pensando. Me gusta que sean marcas en el camino, que aporten a la historia pero sin involucrarse en la historia. Me gusta ese segundo plano.

(Muy ad hoc, un paréntesis. ¿Cuál es la diferencia entre los paréntesis ( ) y los corchetes [ ]? según mis amigos de naveguitos.com, se usan básicamente para lo mismo, con la acotación de que los corchetes pueden ser usados dentro de los paréntesis para aclarar algo dentro del mismo. También se usan para encerrar puntos suspensivos [...] para indicar que se está omitiendo parte de lo contado. ¿Para qué omitir? Este uso es un antiparéntesis. Los paréntesis deben aportar, no omitir. Además [gracias Manuel, y debo indicar en este momento, ¡qué buen uso de los corchetes! ¡Qué Real Académico!], es importante señalar que los corchetes pueden estar abiertos o cerrados, mientras que los paréntesis siempre están cerrados. Y siempre están de a dos, no sobreviven solos. Uno solo se vería desprotegido y desorientado con tanto texto y vida por delante y por detrás. Y debo acotar en este momento, que me estaba olvidando de las llaves [nuevamente, gracias Manuel, o mejor dicho, [ manueL ] ]: ni siquiera pienso profundizar en ellas. Son demasiado matemáticas para mi gusto. Me hacen acordar a los conjuntos, los números reales y etcétera de bla bla bla matemático sobre el que no pienso reflexionar.)

Según Benedetti (Mario, no Paolo), la vida es un paréntesis. Tal vez tiene razón, y la vida es esa aclaración, esa añadidura, esa traducción o ese descanso. La vida es muchas cosas, es paréntesis, es corchetes, es llaves, es comas, puntos seguidos y puntos apartes. Mayúsculas, minúsculas, interrogaciones y exclamaciones. Espacios en blanco y tildes que acentúan. Pero mi favorito sigue siendo el paréntesis (y debo aclarar que lo seguiré usando hasta que me canse).

2 comentarios:

Mu dijo...

Yo uso los paréntesis como licencia de decir lo que no digo sin ser criticada... porque es la licencia. Todos lo hacemos. Lo dije, pero no lo dije directamente por lo que si no estás de acuerdo, no importa (fucker), porque lo dije entre paréntesis.

darling dijo...

Hey, tu cuento de los paréntesis (sí, para mí es un cuento, ¡déjame pes!) está lindo como para ser incluído en un libro de Lengua de Santillana.