jueves, septiembre 28, 2006

Desastre Nuclear

Cuando estoy en el messenger suelo hacer la siguiente broma estúpida:
Mariella dice: Toma, te regalo (y pongo el emoticón del paquetito con el lacito).
Incauto que no sabe mi chongo malo dice: que es?
Mariella dice: ábrelo ;)
Incauto dice: :O
Mariella dice: Booooooommmmm!!!!!!!!!!! es una bomba!!

Y si el incauto comparte mi extraño sentido del humor, se reirá.
El día de hoy me reventó una bomba a mí, y no me pareció divertido para nada. Un desastre nuclear. Hacía demasiado tiempo que no me ponía tan fría, no me latía el corazón tan rápido, no me quedaba sin palabras que decir.
Sin querer queriendo me he metido en un lío de los buenos. Lo juro, fue sin querer queriendo.
Y yo que pensé que ayer había sido un día malo... World Over!!
Y nada, a reir nomás...

p.d. En palabras de la sabia Pili... Seré una espesa bitch, pero soy linda, fina y elegante, y así deben quererme.

(* escuchando In the Meantime, de Spacehog).

5 comentarios:

El Rojo dijo...

Me recuerdas al pitufo bromista ("Ten, una sorpresitaaa!!!"). Espero que con ese buen sentido del humor puedas salir del lío... y que el mundo se entere de lo linda, fina y elegante que eres :)

El Rojo, a unos minutos de postear (eso espero)

Anónimo dijo...

jaja me acabo de acordar de ese tono de voz,,,
y esa risa...

güero dijo...

Mariella ha pasado por distintas etapas. Ha sido Pitufa soñadora al final en los 90s y ya en el nuevo milenio decidió ser Pitufa Cínica... jajajaja. Mariella, las bombas son buenas, nos hacen saber que habíamos estado muy protegidos.
Cuando mi hermano y yo jugábamos con los G.I.Joes de niños (o sea, nosotros de niños, no los G.I.Joes) siempre matábamos a todos con una bomba atómica, así teníamos una excusa perfecta para dejar la historia a la mitad. (¿qué tiene que ver?... nada).

Anónimo dijo...

si pues, E = mc² ...

Mariella dijo...

la bomba estalló pero aún no me alcanza la destrucción. Ayer ahogué mis penas en dos martinis, una coca cola y una chela. Y en mucha conversación.