martes, agosto 15, 2006

El preámbulo del 99

1999 fue un año estupendo y horroroso a la vez. Quise mucho, hice teatro, viajé a Europa y tuve un fugaz momento de lucidez donde pensé que sabía lo que quería hacer, sentada en un avión cruzando el atlántico. Empecé a escribir en serio y para mí, y descubrí que me gustaba. Encontré maravillosos amigos y tuve conversaciones estupendas. Por otro lado en el 99 no me quisieron como yo hubiera querido, y se murió más gente de la que me hubiera gustado perder en un lapso demasiado corto de tiempo, incluida mi querida Mariel. Fue un año de mucha ganancia y a la vez mucha pérdida, pero con un balance positivo que me empujó al 2000 con más momentum del que yo hubiera esperado.
Por alguna razón los finales de algo (de año, de libro o de centenar) nos sirven de preámbulo hacia lo que se viene. Un preámbulo reflexivo, jodido a decir verdad, que sirve un poco para mirar atrás pero sin voltear la cabeza y seguir para adelante. En mi caso, los finales de año (en conjunto con la navidad) suelen tener su cuota de tristeza agridulce; los finales de libros me obligan casi siempre a regresar unas cuantas páginas para evitar llegar al final; y los finales del amor suelen dejar un huequito imperceptible, pero real, como el de los globos que sin darnos cuenta se van desinflando día tras día. Pero en fin... Solo queda echar para adelante.

Este es mi post 199.

El siguiente será el 200, y dada mi actitud encéfalo craneana de los últimos días, probablemente sea un copy and paste de alguna canción, poema o conversación reciente.
Por eso hoy prefiero celebrar el preámbulo.
En los 99 posts pasados me cayó un baldazo de agua fría (solo uno por lo pronto), me volví brunette (the new blonde), pasé infinitas noches con mi pandilla, le di varias vueltas al "mí" y al "pre", le dije "no" a la ley seca, tuve largas peleas con Luciano, me bañé con jarrito por primera vez en este milenio, tuve algunos domingos deprimentes, le perdí el miedo a convertirme en una cat lady, recordé demasiado, hice un balance exitoso/antiexitoso, vi a Daddy Yankee y encontré una homónima de apodo, reclamé el derecho del arroz con huevo frito a ser incluido en los menús de los restaurantes, predije un temblor, pensé mucho en los hombres y en su similitud con los zapatos, tomé largos paseos por miraflores y tomé demasiado café, hice uno que otro trato, me di cuenta de que me encanta voltear la cabeza, redescubrí a los muppets, reflexioné sobre mi lado de la cama, me dio gastritis, me volví adicta a ER y empecé a andar en cuatro ruedas. Y todo lo he documentado.
A veces me pregunto por qué joracas mis 10 lectores leen tantas huevadas, pero quien sabe, tal vez son como yo y disfruten enormemente de las sonseras de la vida.

7 comentarios:

Tu lector empedernido dijo...

Ya que somos diez gatos los que leemos tu blog, y nos encanta... sería genial que celebráramos nuestro post nº???... somos parte de tu éxito Homi... no te olvides de nosotros tus lectores

Mariella dijo...

unas chelaaaaas!!!!!!

Anónimo dijo...

Yo no me uno a las chelas, pero de hecho si a ser uno de tus 10, tus post le ponen el toque a mi día, tarde o noche por que increiblemente vivo más de una cosa tuya como mía por que en el mundo no estamos solos y contigo lo confirmo.
Un beso y continua...please escribiendo:)

Anónimo dijo...

Se borro?... bueno:

Yo no me uno a las chelas, pero de hecho si a ser uno de tus 10 fieles lectores por que tus post le ponen el toque a mi día tarde o noche por que descubro realmente que en el mundo más de uno vive lo mismo ... por tanto no esta solo.
Mariellilla sigue escribiendo ...por fa:)

rodrigo dijo...

Para empezar Mariella, creo que somos más de 10, aunque al igual que tu, prefiero creer que son pocos. Como que uno se protege así, no sé. Yo también soy uno de tus lectores aficionados y como ellos me gusta el estilo que posees para escribir acerca de la vida, porque la vida esta llena de esas pequeñas cosas de las que tu hablas, que para otros son un elemento más sin importancia en sus días.

Unas chelas!!! Sí!! Debería haber una reu de bloggers (que sonso)

Saludos, nos leemos

Anónimo dijo...

qué viva la libertad de expresión!!!! abajo la censura!!!

Mariella dijo...

abajo la censura !!!!!!!
gracias nenas, me he emocionado conm sus blablablas, incluido el del pololo anónimo y revolucionario que siempre descubro leyendo esta pagina.
Chelas bloggerianas!! Wujuuu !!!!!