domingo, junio 25, 2006

X en Z

Time is the space between me and you.

Tengo mi saludable cuota de exes. Ex enamorados, ex amigos, ex trabajos, ex lugares. En algún momento todos esos exes fueron mis favoritos: tuve el enamorado perfecto, amigos incondicionales, trabajos fantásticos y los mejores cafés, parques y esquinas. Pero en algún momento (casi siempre, sin saber con qué pretexto) los dejé a todos: encontré nuevos enamorados (o tigrillos), nuevos trabajos, nuevos lugares predilectos, amigos nuevos o viejos recuperados. Los dejé y los volví exes, y seguí adelante. Y desde el instante en que llevaron el prefijo ex, dejaron de ser tan maravillosos.
En algún lugar de mí quiero creer que soy capaz de construir mejores historias que las que alguna vez tuve con mix ex. Quiero vivir amores más intensos, lograr amistades más solidas, trabajar en algo que de verdad me guste y tomarme el café más delicioso del mundo. Al mismo tiempo, quiero dudar que los ex que abandoné (o me abandonaron) logren encontrar alguien que les cuente tan buenas historias como las que yo les supe contar.

¿Por qué creo que yo sí puedo subir un escalón, y ellos no?

Creo (y sé) que es mi ego tratando de convencerme de que puedo cambiar, como ellos cambiaron al convertirse en exes. Es mi ego tratando de convencerme de que la protagonista de todas las historias soy yo, y que sin mí, ya no son tan fantásticas. Creo que es mi ego tratando de decirme que después de una semana mirando atrás, debo empezar a mirar hacia adelante sin importarme nada. Es mi ego tratando de hacerme sentir mejor. Es mi ego diciéndome que no puedo ir al futuro si mi pasado está presente y que debo conjugar mejor mis tiempos. Adoré mi pasado, pero ahora es mi ex, y mi melancolía no me lo va a traer de vuelta porque fui yo la que hace tiempo dijo adiós.

(Escuchando by Your Side, de Sade)
(Escrito en Café Zeta, tomando un café fantástico con sabor a vainilla)

5 comentarios:

Gonzalo dijo...

Desde el martes tengo la sensación de tu último párrafo dándome vueltas sin encontrar las palabras para expresarla. Gracias por hacerlo tan bien.

rodrigo dijo...

Muy buen post. Creo que yo aún lucho con mi ego por no querer dejar en el pasado lo que pertenece al ayer.
El café z es un lugar donde puedes ser atrapado por una muy buena inspiración, por lo visto. Y yo que paro todos los días allí, mmm, llevaré mi libreta.

Mariella dijo...

llévala, y lleva buena música, es un éxito. Pero no se te ocurra pedir doble cappucino de noche. ES CRIMINAL.

Güero dijo...

Me da pena que pienses eso de los ex. Porque, de muchas maneras y por muchas razones, yo soy uno de esos ex amigos a los que te refieres. Sin embargo, uno es su pasado, mariella. Ann Putman, La puerca de los 3 coños, la que no tiene chiste, la agripina masoquista, la peña de Letras, los sí se puede, los castillos de naipes y los vecinos de arriba, son parte de quien eres y de quien soy. La manera como vivimos hoy nuestro pasado es lo que nos une como amigos, creo.
Un beso marielín bombín. Recuerda que la vida es un carnaval.

Mariella dijo...

oye y tu que te has creido para creerte mi ex amigo ??????????? Me has herido en lo más profundo de mi ser.
En su momento, todos esos ex fueron maravillosos. Y probablemente lo sigan siendo, pero ahora viven historias propias y sin mí. Mi ego me dice que esas historias no pueden ser tan fantásticas, pero sé que si lo son. Y soy feliz por ese pasado.