viernes, noviembre 04, 2005

Und Handsfritz


Javi es, quizás, una de las personas más peculiares que conozco. Cojudamente jovial, nunca deja de estar feliz y siempre tiene que recordarle a quienes tiene a su alrededor lo inmensamente feliz que está. Lo pueden intentar fregar, molestar, batir, hundir, destrozar: Javi es indestructible. Nunca se caerá ni borrará la inmensa sonrisa de su negra cara.
Los que tenemos la dicha o desdicha de ser amigos de Javi tenemos que acostumbrarnos a ciertos rasgos imborrables de su personalidad. Siempre nos recordará que es un Giribaldi, descendiente de los Grimaldi, y que después de la muerte de Rainiero solo quedan 39 personas en la línea de sucesión del trono antes de él. En ocasiones nos llamará y dirá "Tengo una revelación" la cual deberá ser contada necesariamente en un lapso inmediato no mayor a 30 minutos con una taza de café. Usualmente nos recordará lo bellos, hermosos y buenos que somos: es así como me convertí en la Siempre Glamorosa Homi, y a pesar de no tener glamour alguno, para él siempre lo tendré. Ama a Gloria Estefan. Ama a Christian Castro. Cuando se emborracha (lo cual es muy seguido) habla en inglés. Hasta el día de hoy nos recuerda que fue (autonombrado) Mr. Re - Éxitos 2003. Y a decir verdad, a pesar de todo esto (o tal vez por eso mismo) lo adoro con el alma.
Como digno Fundador y CEO de la ANH (Asociación Nacional de Huecos), tiene una capacidad increíble de sintetizar a las personas en pocas palabras: El Portero Fashion, la 2 Neuronas, La Chicha, La que se Operó el Cuerpo. Javi puede divagar acerca de los temas más triviales, como "por qué a los cubiertos les dicen cubiertos si están al descubierto", y siempre encontrará una respuesta precisa para cualquier tema (como cuando le pregunté por qué había hecho un comentario en mi blog en inglés, y me respondió que el pensaba que el blog era para el público anglosajón). Me encanta conversar con él de cualquier tema, por más tonto que sea, porque con él cualquier momento es absolutamente espectacular. Y cuando dejé Optimedia, después de 2 años de trabajar con él y tomar diariamente a las 11 nuestro cafecito de rigor, lloré por dentro un poquito, y más que nada, por separarme de él. Y no tomé café en casi un año, porque sin Javi ya no sabía tan bien.
Desde la Tierra del Glamour, te quiero Negro !! Hoy día nos tomamos unas Pilsen...

1 comentario:

Javier Bustamante Giribaldi dijo...

Así es. Sépase que lo que Homi promulga es cierto. Lo agradezco.

Homi, sos genial. Simplemente la glamorosa Homi Glamour.